Somos lo que parecemos

Somos lo que parecemosCasi todos somos en esencia más o menos iguales y servimos para casi todo, aunque desde que nacemos nos vamos especializando y diferenciando. Pero para la sociedad somos lo que parecemos, o mejor dicho lo que la gente cree que somos.

La vida diaria es en realidad como un teatro en el que estamos interpretando aunque no seamos conscientes de ello. Si sabemos lo que queremos, tenemos claro el papel que queremos interpretar y podemos motivar mejor todo lo que decimos y hacemos, pero si no estamos seguros de lo que queremos tendremos que pasar más desapercibidos.

Somos actores que representan unos guiones escritos sobre la marcha improvisando y lo más importante de la representación es comunicar alegría, optimismo, simpatía y humanidad, para transmitir una idea positiva de quienes somos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *